El arte de sobrevivir

Tomado de Cuerpo y Arte

El poder artístico que reside en los tatuajes es algo realmente fascinante. Buena muestra de ello es la galería de tatuajes que hoy voy a enseñarte, con varios diseños de verdaderas damas de honor, valientes y luchadoras que le patearon el trasero al cáncer de mama. Una gran opción a tener en cuenta: el arte y la belleza nunca se pierde. Échale un vistazo a estos increíbles tatuajes de mujeres con mastectomías.

La mastectomía y la lucha contra el cáncer de mama

Básicamente, el término mastectomía se aplica sobre todo en medicina para referirse a la extirpación quirúrgica de una o las dos mamas (total o parcialmente), para evitar el alto riesgo de contraer cáncer de pecho que muchas mujeres tienen. Se trata de una intervención preventiva, para evitar el desarrollo de esta enfermedad en lugar de tener que tratarla. Sigue leyendo

Anuncios

Feminidad

Se me antoja que ser mujer es más que ocupar un espacio en la cama o la cocina. Es más que ser objeto de poemas eróticos y sanciones morales. Quiero creer que va más allá de ser recipiente, surco, abono. Más que la alegría anticuada de ver sonreír a un orgulloso padre, feliz del fruto cultivado. Más que desnudez, aunque también desnudez. Desafío, acción y poemas eróticos, sanciones morales, el lado derecho de la cama y fotografía.

*Fotos de Anastasia Chernyavsky, fotógrafa artística. San Francisco.

¿Estoy despierta?

Por: Sheyla Valladares*

Tomado del blog Criatura de Isla

© Sergei Mikhalyuk

La madrugada no vuelve a ser igual después de que has escuchado a un hombre golpear a una mujer. No vuelve a ser igual cuando comprendes que ella no tiene las fuerzas precisas para abandonarlo, denunciarlo, romper el lazo. Sigue leyendo

Amor propio

Este no es un blog de poemas ni pienso convertirlo en eso, aunque sí sostengo mi ánimo de conversar siempre en primera persona.

No obstante, por estos días, los amigos que me conocen bien, me impulsan y me animan con la poesía, pese a que algún otro, confiese que me pongo cursi.

Cursi o no, hoy vuelvo a arriesgarme y comparto con ustedes dos poemas, de una pinareña genial (Gleyvis Coro), llegados con la dulzura de mi querida Sheyla.

foto: Rosa Mouzinho

Nunca le pidas que se quede

Pedirlo así: no me abandones,

suena tan mal.

A estas alturas

de la historia del mundo,

a esta edad: no me abandones.

Pedirlo con la voz rajada

o altiva, con el énfasis

y el brillo en los ojos

con frases como quédate o regresa,

o con gestos sinónimos,

luce tan mal sobre el tapiz

estrujado de ese día en que te dejan

(donde además está negro

porque te dejan).

Luce tan feo

que mejor no lo dices,

o todo se pondrá ridículo,

y triste,

y más negro de lo que estaba

y él se irá de todas formas.

***

foto: Úrsula I Abresh

El amor propio

Pobre de quien perdió la cuenta

de las veces que lo abandonaron

y ahora solo le pesa lo vago

-la huella inexacta-

de aquel error sin número

que no dejó de doler u ocurrir

porque lo dejara de contar.

Dichoso el que conservó su elegancia,

manejó sin titubeos la nave de la vida

y ahora nada le pesa,

sino que lo cuenta,

con impetuoso entusiasmo,

al círculo de sus parientes.

Yo no fui como ellos.

Me abandonaron y abandoné

en proporciones idénticas.

Choqué contra otras naves

la nave de la vida,

y si el daño no fue recíproco

y me hirieron más, no me quejo,

porque todo lo que me pegó con saña,

le hizo bien a mi poesía.

La desventaja de ser niña

Estos dos últimos días han sido regeneradores. He tenido la suerte de participar en uno de los talleres de la UNIAL, muy a propósito de toda esta ola de luchas contra la violencia a mujeres y niñas. La profesora colombiana Diana Díaz nos hizo caer nuevamente en esos momentos en los que nos envestimos de poder y hacemos las veces de víctimas, las veces de victimarios, de la violencia. Sigue leyendo