Paganidad y herejía

Ninguna ilusión debería llevar el apellido de pagana. A toda honra, a toda fe, la ilusión eleva lo que no cabría en el imaginario del cuerdo, del curado de espanto, del tonto descreído. No debería ilusión alguna tildarse tampoco de hereje. No debería.

De ilusiones voy hecha. Pequeñas y extrañas fececitas que -según alguna controvertida ley de dios- paganas y herejes, me harán llevar a la hoguera.

El tiempo no puede con todo

El tiempo pasa sobre todas las cosas arrasadoramente y tiene ese poder especial de degradarlo todo. Dicen, que pasa por sobre el amor también e incluso -cuando más te duele, cuando el dolor es tanto que ya no sientes el pecho- te aconsejan que dejes pasar el tiempo, que con las horas, los días, los meses… también pasarán el dolor y el amor.

¿Pero qué sucede cuando no te queda más que el tiempo mismo pasando sobre todo tú y robándote hasta lo que no tienes? Sucede que dejas ir cualquier cosa menos el amor. Aun cuando a veces se te desdibujan los detalles de lo amado y queda solo una visión poco elaborada de lo que amas. Queda el amor, solo, por sí mismo, puro amor, del que no te desprendes porque sabes que es lo único que te ata todavía al reino de este mundo.

De Laura a Ramón y de Ramón a Laura  (Ejemplo de que el tiempo no lo borra todo) Sigue leyendo

Atrapasueños

Robándole sueños a la suerte…

Sucede que me pasa lo que a Benedetti: “Cuando ven que cabeceo, las pesadillas hacen cola.” De modo que esta mañana me levanté dispuesta a encontrar soluciones y he colgado un atrapasueños en la ventana de mi cuarto. No soy supersticiosa, pero en épocas de crisis todas las soluciones son bienvenidas.

Bloguear: visceralmente por Cuba (+fotos)

VelaYo quisiera decir que en Cuba blogueamos porque sí, que cualquiera tiene un blog y habla de lo humano y lo divino; pero la historia aquí es diferente. Para bloguear en Cuba hay que llenarse de paciencia con las conexiones y de tolerancia con las limitantes. Hay que convertirse en estratega y saber en qué momento, mediante cuáles vías y dispositivos; y hasta si tus posts tendrán la suerte de contar con una foto el día de la publicación. Sigue leyendo

Mirando desde Regla

No visito mucho la casa de mi tía Celita, a pesar de que ella y mis primas me lo piden todo el tiempo. Regla me queda muy lejos, la verdad, y montarse en una ruta 5 cualquier día de la semana, a cualquier hora que escojas, es todo un desafío. Sin embargo, tengo que aceptar que el lugar tiene su encanto, aún cuando mi tía no vive -ni mucho menos- en un barrio opulento, sino que, por el contrario, está rodeada de humildad. Quizá es precisamente eso, Sigue leyendo

Buques o botes… tú eliges

Sueño en las noches con barcos y muelles. Con la soledad de los muelles y de los barcos aparcados en ellos. Pienso en la analogía con la cotidianidad y en cómo hay personas imponentes como buques, que siempre encuentran su sitio; y pienso también en las otras, esas que no van más allá de ser pequeños y frágiles botes, para quienes la orilla se parece demasiado a la tempestad. Sigue leyendo

Aterrizajes y sueños

Cuando me percaté de que mis brazos jamás se convertirían en alas, entendí el por qué de las aeronaves. Me dediqué entonces a perseguirlas con la vista y dibujar con el dedo piruetas imaginarias. Sigue leyendo