Olvídate del horóscopo

Para el año que comienza, olvídate del horóscopo. Total, si uno fuera a guiarse por lo que dice, tendríamos más ingresos diarios que Bill Gates y todas las semanas encontraríamos al “amor de la vida”.

Este año tiene que ser diferente, hay que ponerse nuevas metas y enfrentar el mundo con nuevos ojos (o con los mismos ojos, pero mirando distinto). Hay que empeñarse en terminar los pendientes, en conocer más personas, en ensanchar tus límites. Porque todo año que empieza -y lo dice mi abuela, no lo digo yo- es una oportunidad para comenzar de nuevo y crear algo grande.

Para mí, por ejemplo,  tenerlos a ustedes leyendo estas páginas me ha subido la autoestima más que si me hubiera leído el horóscopo. Por lo que mi consejo para el nuevo año es que, si andas buscando sentido a tu vida, olvídate de Cosmo y ábrete un blog.  😀

¡¡¡¡¡FELIZ AÑO A TODOS!!!!!

¡NOS VEMOS EN ENERO!

Anuncios

¿Y si me gano un premio?

De este premio ya había visto algo y mentiría si dijera que no deseé que, por algún azar, llegara hasta mí. Hoy me descubrí entre los nominados y, vaya, no es que me voy a ganar una suma de dinero ni nada por el estilo, pero igual estoy orgullosa.

Esta Lulú, con ese nombre que me hace pensar necesariamente en el dibujo animado, me nominó, muy para mi sorpresa, pero también para mi alegría. Muchas gracias por el gesto. Yo también leo tu blog.  😉

Como todo juego o concurso, este también tiene sus reglas y no se crean, son estrictas y tradicionales.

Pues bien, según las reglas, ya hice lo primero: agradecer a Lulú, que entre cafés, libros y terapias, va conformando su novela y se toma un tiempito para leer mi blog. Ella, según se indica, me hace estas preguntas, las cuales intentaré responder con la menor objetividad posible. Sigue leyendo

Los conspiradores (+fotos)

Un post que debía a esto que nace, de lo cual me siento parte sin saber a ciencia cierta cómo soy más útil

Hay una sala llena de muchachos, y cualquiera diría que es una pena que estén todos locos de atar, porque la media de edad no sobrepasa aquí los 30 años. Están sentados en círculo, de manera que la locura no tiene escapatoria y lleva varios días danzando en redondo y pasando de boca en boca, siendo palabreada, masticada, manoseada y vuelta a lanzar. Sigue leyendo

¡Fotos para un #twitthab!

Después de esperar esto por muchos, muchos días, finalmente nos twitthabaneamos!

Quizá todos teníamos expectativas diferentes. Yo, por ejemplo, no esperaba llegar a hablar de política y otra vez meternos en el elefante y la bicicleta. Yo apostaba por un espacio para conocer a esos que retuiteo cada día y con los que intercambio las letras de mi blog.

Otros, más “conspiradores” esperaban que este espacio se convirtiera en eso, una buena conspiración para hablar de lo que podemos hacer para articularnos de manera efectica en la red de redes y dejar de “ingenuizar” lo que acontece, se dice, se cree, se crea en torno al tema Cuba desde Internet. De más está decir que tuvimos algunos personajes no invitados y nada inocentes (el punzante y contradictorio Fernando Ravsberg y el misteriosísimo Conrad Tribble).

Yo no voy a dar más consideraciones, para eso ya están Harold, La Chiringa, Alejandro Ulloa y otros que seguro se sumarán en el camino. Yo solo les dejo las fotos.