Que me he apuntao en un gym

Por estos días me he apuntado a un gym, así es como se le dice ahora al gimnasio, no sé si por economía de palabras, por la falta de aparatos o por puro snobismo; la cosa es que me armé de valor y me dije a mí misma que le daría duro a esos odiosos abdominales, a los ejercicios de piernas, al endurecimiento de la parte baja de la espalda (ejem, ya saben de qué hablo). No estoy gorda, no, pero la pancita comienza a molestarme y cuando me levanto del asiento, todo mi cuerpo suena como campo de batalla en plena guerra.

Ese es el punto: Me llamo Rosana y soy sedentaria. Ahí está, lo dije. Sigue leyendo

Anuncios

tarde extraña para cosas interesantes

Hay gente loca en todos los confines del mundo y hay gente cuerda que mataría por estar loca. Al mediodía, después de las gestiones pertinentes para comenzar un nuevo taller para niños -esta vez vinculando el periodismo y las nuevas tecnologías-, llegué al trabajo empapada y con ganas de que el día hubiera continuado entre las sábanas y con la vista puesta en la ventana. Pero no, estaba de vuelta al trabajo. Así que me senté, abrí el navegador y cinco minutos después (no pregunten cómo, así es la comunicación en estos tiempos) la tarde se había vuelto extraña, llena de descubrimientos interesantes.

Texto e ilustraciones#ViernesDePoesía

Feminidad

Se me antoja que ser mujer es más que ocupar un espacio en la cama o la cocina. Es más que ser objeto de poemas eróticos y sanciones morales. Quiero creer que va más allá de ser recipiente, surco, abono. Más que la alegría anticuada de ver sonreír a un orgulloso padre, feliz del fruto cultivado. Más que desnudez, aunque también desnudez. Desafío, acción y poemas eróticos, sanciones morales, el lado derecho de la cama y fotografía.

*Fotos de Anastasia Chernyavsky, fotógrafa artística. San Francisco.

Paranoia informativa de última hora

Tanques en Siria. Foto: AFP

Si yo pudiera pedir un deseo, así como lo hacen los niños con las pestañas, las estrellas fugaces o la velitas de cumpleaños, pediría, por favor, que me devuelvan la ignorancia.

Me gustaría dejar de leer las noticias entre líneas y no andar arrancando palabras superpuestas para ver las que han escrito debajo. Sigue leyendo

Bloguear: visceralmente por Cuba (+fotos)

VelaYo quisiera decir que en Cuba blogueamos porque sí, que cualquiera tiene un blog y habla de lo humano y lo divino; pero la historia aquí es diferente. Para bloguear en Cuba hay que llenarse de paciencia con las conexiones y de tolerancia con las limitantes. Hay que convertirse en estratega y saber en qué momento, mediante cuáles vías y dispositivos; y hasta si tus posts tendrán la suerte de contar con una foto el día de la publicación. Sigue leyendo

Los conspiradores (+fotos)

Un post que debía a esto que nace, de lo cual me siento parte sin saber a ciencia cierta cómo soy más útil

Hay una sala llena de muchachos, y cualquiera diría que es una pena que estén todos locos de atar, porque la media de edad no sobrepasa aquí los 30 años. Están sentados en círculo, de manera que la locura no tiene escapatoria y lleva varios días danzando en redondo y pasando de boca en boca, siendo palabreada, masticada, manoseada y vuelta a lanzar. Sigue leyendo

¡Fotos para un #twitthab!

Después de esperar esto por muchos, muchos días, finalmente nos twitthabaneamos!

Quizá todos teníamos expectativas diferentes. Yo, por ejemplo, no esperaba llegar a hablar de política y otra vez meternos en el elefante y la bicicleta. Yo apostaba por un espacio para conocer a esos que retuiteo cada día y con los que intercambio las letras de mi blog.

Otros, más “conspiradores” esperaban que este espacio se convirtiera en eso, una buena conspiración para hablar de lo que podemos hacer para articularnos de manera efectica en la red de redes y dejar de “ingenuizar” lo que acontece, se dice, se cree, se crea en torno al tema Cuba desde Internet. De más está decir que tuvimos algunos personajes no invitados y nada inocentes (el punzante y contradictorio Fernando Ravsberg y el misteriosísimo Conrad Tribble).

Yo no voy a dar más consideraciones, para eso ya están Harold, La Chiringa, Alejandro Ulloa y otros que seguro se sumarán en el camino. Yo solo les dejo las fotos.