Buena no, riquísima

Niño en Prado

No hay que engañarse: mi nombre nunca estuvo recogido en las listas de chicas lindas y populares en ninguna de las escuelas por las que pasé. Al menos, no de gratis. Sí, sí, la popularidad hay que ganarla y la verdad es que, por este cuerpo y las 99 libras que pesaba por aquellos tiempos de pre y universidad, no me ganaba muchos puntos hasta que la gente no me conocía y eso, con mi carácter… uffff, podía ser un arma de doble filo. Ciertamente, esa situación tampoco me quitaba el sueño. Aaaaahhhh, pero las cosas cambian (no lo del sueño, sino lo de las listas).

El otro día pasé cerca de un niño. Tendría unos diez años y no medía más de 1.20 metros, pero con toda su falta de estatura, una expresión digna de retrato y un desparpajo total, me soltó: “Buena no, chica, tú lo que estás es RIQUÍSSSSSSSSSSIMA”, y alargó la S como media cuadra, hasta que casi no pude escucharlo. ¡Golpe directo a mi autoestima!, que me mantuvo con una sonrisa dibujada en la cara el resto del camino, convencida de que los demás estuvieron equivocados todo el tiempo, porque los niños no mienten, no.

Anuncios

15 comentarios en “Buena no, riquísima

  1. jajajajajaja que bueno estuvo eso, Rosy!!!

  2. Y la cantidad de veces que te lance piropos en silencio? sin que tu me escucharas… esas no cuentan?

  3. Jajajaj, eso es cierto, los niños siempre dicen la verdad.

  4. No te conozco y por la foto que muestras en tu perfil personal solo puedo deducir el color café de tus ojos, muy bonitos por cierto, quisas si muestras otra pografía coincidiría con los niños. Por ahora te puedo decir que por el contenido de lo que escribes no tienes el alma buena, sino riquísima, y eso es lo que más importa.

    • RSM, qué comentario más… ¿gratificante? No, no esa no es la palabra. Es… es… nada que me gustó, jajajajajaja. Muchas gracias!

      • Ahora mismo estoy recorriendo toda la geofrafía de este blog y me imagino tu vos de mil colores con cada historia, como tus fotos. !que suerte tengo de que existas!

      • jajajajajaja no, si es que suerte tengo yo de que existas tú! Quién se lee mi blog de cabo a rabo así??? jajajajaja

      • Ahora estoy leyendo el escrito del 24 de enero “Enamórate de una mujer como yo”, y es que como no me voy a enamorar de una mujer así? Te regalo una frase del Gabo en “Cien años de soledad”
        “Durante el día, derrumbándose de sueño, gozaba en secreto con los recuerdos de la noche anterior. Pero cuando ella (Pilar Ternera) entraba en la casa, alegre, indiferente, dicharachera, él (José Arcadio) no tenía que disimular su tensión, porque aquella mujer cuya risa explosiva espantaba a las palomas, no tenía nada que ver con el poder invisible que lo enseñaba a respirar hacia dentro y a controlar los golpes del corazón, y le había permitido entender por qué los hombres le tienen miedo a la muerte”.

      • Siempre me pregunté si alguien logró entender por qué los hombres le tienen miedo a la muerte…

      • Decía el Gabo también, y este no se donde lo lei,”Qué miedo tengo de morir porque morir significa no estar nunca más con mis amigos”. Por aquí estaré, persiguiendo lo que escribas.

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s