Después del “felices por siempre”

Ernesto está creciendo o Disney está perdiendo el toque con el que nos embrujaba (al menos a mi generación) cuando éramos niños. Ahora ha pedido a sus padres que dejen de ponerle a Mickey Mouse, entre otras cosas, porque está cansado de la bobería: Mickey siempre pregunta a los niños cosas de las cuales ya sabe la respuesta.

De nada valió que su papá le explicara que Mickey intenta interactuar con el público y que hay niños que no se saben las respuestas. A Ernesto le siguió pareciendo tremendamente tonto que el ratón tenga una “escalera roja” delante y que ni él ni ninguno de sus compinches sepan cómo se llama la “mousequerramienta misteriosa”.La solución fue poner Elpidio Valdés. “Los muñes viejos, papi”, le dijo, porque los de ahora no le gustan. Elpidio, carente del “happily ever after” de los animados Disney que signó tanto el ideario de los niños de mi generación.

Todo esto me hizo recordar las imágenes de la canadiense Dina Goldstein, fotógrafa que propone un tras bambalinas a los cuentos de princesas con este polémico trabajo: Fallen princess.

Anuncios

6 comentarios en “Después del “felices por siempre”

  1. La verdad eres genial .. bentido Elpidio!! y tu !

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s