Los hilos del poder

Ya lo decía mi padre: el poder se sostiene con complejísimos hilos que no provienen ni de ovejas ni de gusanos de seda. Los tejen, casi siempre, unas manos invisibles y lejanas que lo dotan de inmunidad y libre albedrío.

El poder es per se, prepotente y altanero. Se complace con regodearse en su propia imagen y enredarse en los hilos de otros, en tensar los hilos de otros. A veces, este poder se parece demasiado a la energía: no acaba nunca, no hay tijeras que lo corten… él nace con la habilidad de mutar y renacer en otros seres.

Hay en el mundo solo una fuerza capaz de derrocarlo, pero esa fuerza -la de los desapoderados- está demasiado ocupada sosteniéndole los hilos al poder.

Anuncios

7 comentarios en “Los hilos del poder

  1. del poder yo quiero olvidarme para soltar sus hilos y que nada ni nadie lo sostenga y se pierda en el infinito

  2. Y sí tomamos nosotras el poder y tejemos un mundo mejor con esos hilos?

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s