Dicotomías a lo cubano

El último árbol de mi barrio cayó ayer. Me consoló pensar que al menos no se había ido “sin penas ni glorias”: lo vimos morir con un ademán digno del cine, dejando caer sobre la acera -y no sin resistirse- sus flores de campana.

En la mañana, descubrí que lo había sustituido un busto de José Martí. Blanco e impoluto, el Apóstol fue acomodado sobre el tronco sin vida.

Anuncios

6 comentarios en “Dicotomías a lo cubano

  1. que conste no lo digo por Martí, si no por el pobre árbol

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s