Con el diablo en los ojos

En la cruz y el espejo

Bajó esta noche el diablo a tus ojos y reencarnó en tu cuerpo con brutal perfidia. Hizo presa tu piel de sus designios y provocó, el maldito, espasmos a tu espalda. Se condensó en grandes gotas -hasta hacer de tu pelo un río caudaloso- y una, fue a evaporarse furtiva sobre los poros de mi sien. Solo entonces comprendí que yo también ardía en el perjurio, como una Juana de Arco de estos tiempos.

Anuncios

8 comentarios en “Con el diablo en los ojos

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s