Tristeza de tacones

Ayer he hablado seriamente con mis tacones. Hace más de dos meses que me miran con cara de angustia. La verdad es que hace mucho no me los pongo. Mis tacones blancos, los de la flor al costado, me dicen que ellos fueron los últimos en cubrir mis pies. Los otros, los tacones cerrados, me reclaman que apenas si los miro.

Hace más de dos meses que solo uso sandalias. Lo cierto es que no tengo muchas ganas de salir de casa.

Anuncios

11 comentarios en “Tristeza de tacones

  1. Lo que necesitas es un torbellino que te saque de tu casa. Un torbellino de viento sin lluvias para que no te ponga triste!

  2. Pues me voy a cambiar el nombre de Mar a torbellino. Pero este fin de semana nos vamos a bailar.

  3. Nadie me llamó por aquí pero mis ganas de romper zapatos son explicitas desde hace mucho !!! Me invitan ??? O solo es para chicas ??? 😀

  4. Hey chicas… no hay cupo para un bailador empedernido ??? Mis deseos de bailar -sin romper los zapatos que solo tengo un par por favor- son explícitas hace bastante tiempo!!!!!!!

  5. A ver Rosi… qué haces este Domingo??

  6. no, no nooooo, con esa juventud esos tacones deben andar gastados, así q nada de casa, es vital vivir intensamente. Un abrazo desde el oasisdeisa

    • Pues te cuento que el sábado me fui a taconear!!!! Como no soy muy discotequera, me fui a ver una obra de teatro. Agarré mis tacones y enrumbé calle abajo. Mis zapatos y yo llegamos satisfechos a casa. 😀

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s