Voy a nombrarte, hombre

Voy a nombrarte, hombre,

Como se hace con las cosas prohibidas,

Con aquellas deseadas hasta el trastorno,

Esas que sabes jamás serán tuyas.

Voy a nombrarte despacio

Detenido

Saboreando cada letra de tu nombre

Mientras te tenga cerca,

Mientras te tenga mío…

Voy a nombrarte ahora,

Ahora,

Antes de que otra vez te marches.

Anuncios

12 comentarios en “Voy a nombrarte, hombre

  1. ELOGIO DE LA POLUCIÓN

    Una foto no es un libro.
    Un libro no es una cama.
    Una mujer que me ama
    no es la cuerda en que equilibro
    mis insomnios –aunque vibro
    si sobre su piel me noto–.
    Pero un libro y una foto
    pueden poner en mi cama
    a la mujer que me ama
    y bajo mi piel no vibra:
    Virgo soñando con Libra
    se derrama.

    He vuelto a tener contigo
    un sueño pecaminoso.
    Ya sabes, estoy nervioso,
    pero si no te lo digo
    cuando tengas tú conmigo
    un sueño también pecado
    no podrás poner al lado
    mi onírico testimonio
    y, sin éste, el matrimonio
    no podrá ser consumado.

    ¿Será pecado soñar
    que hacíamos el amor
    y tú, como de favor,
    te dejabas colocar
    sobre el perpendicular
    faro de los eufemismos?
    ¿Negamos los catecismos
    porque la hostia me pediste
    y el cuerpo que recibiste
    y el de Dios no eran los mismos?

    Temo por la salvación
    de la sábana. Ella sabe
    lo que aquí pasó (no cabe
    duda de su excomunión.)
    Ya sé que no habrá perdón
    para mi mano derecha,
    ni para la gruta estrecha
    por donde entré a tu pasado
    (foto-libro mal cerrado).
    ¡Pero si al menos hubiera
    una trampa, una manera
    de quedarse en el pecado!

    • Yo conozco de un Virgo y un Libra que tuvieron momentos como este. Gracias por el poema, yo creo que publico poesía para provocarte y que me regales uno de esos descubrimientos maravillosos que tú siempre haces. ¡Adoro la web 2.0! 😀

  2. El autor es Alexis Díaz Pimienta, besos.

  3. Ya que poemizan por aquí, me quisiera sumar, aquí va uno de Miguel Barnet, saludos..

    Yo te espero

    Yo te espero
    bajo los signos rotos
    del cine cantonés.
    Yo te espero
    en el humo amarillo
    de una estirpe deshecha.
    Yo te espero
    en la zanja donde navegan
    ideogramas negros
    que ya no dicen nada.
    Yo te espero a las puertas
    de un restaurante
    en un set de la Paramount
    para una película que se filma a diario.
    Dejo que la lluvia me cubra
    con sus raíles de punta
    mientras presiento tu llegada.
    En compañía de un coro de eunucos,
    junto al violín de una sola cuerda
    de Li Tai Po,
    yo te espero.
    Pero no vengas
    porque lo que yo quiero realmente
    es esperarte.

    • Me encantó este poema, Javier. Gracias por el regalo, no podía venir mejor! Y estoy de acuerdo en eso de no aparecer, porque -aunque medio masoquista- lo mejor del asunto es esperar…

  4. Secuietro tu poema para mi .doc de genialidades.

    Precioso niña… precioso.

  5. El amor brotando cual espiga, la palabra unida a la palabra, el sabor del amargo café sabiendo a azúcar.
    Un saludo

  6. Pingback: En el mismo sitio | Yo Me Mi... pero Contigo

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s