Suceden cosas raras en La Habana

Cuentan los que han vivido más años, los apegados al murmullo de arroyos y a la tierra entre las uñas, que solo pocas veces el sol se deja encerrar de tal manera. Y esta declaración de amor que se produce entre agua y fuego, vaticina -atendiendo a la cercanía del abrazo- la llegada de una gran sequía o de un gran aluvión.

Sea como fuere, pasan cosas raras en La Habana: primero se hizo llegar la lluvia y luego, sobre la ciudad de todos, un arcoiris se desvela esperanzador.

Anuncios

8 comentarios en “Suceden cosas raras en La Habana

  1. el sol es hermoso y sus efectos vivificantes…

  2. Sucede que te enamorás a primera vista de La Habana.

  3. Como ves mi foto es en el malecón… en un maravilloso atardecer.

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s