La pregunta

El hombre viejo me miró directo a los ojos con actitud de monje budista y me interrogó:

– ¿Tú crees?

Y de pronto todo el sentido del universo se redujo a esa sola pregunta, a la simpleza del verbo creer.

-Yo creo, respondí.

-Esa es la cosa: primero cree tú, que luego ya los demás creerán contigo.

Anuncios

3 comentarios en “La pregunta

  1. -Y como revelación me dijo: Yo por eso soy nueve. -No comprendí y entre libros desempolve a Osho.
    Nunca obedezcas ningún mandato a no ser que también provenga desde tu interior.
    No hay otro Dios que la vida misma.
    La verdad está dentro de ti. No la busques en otra parte.
    El amor es una plegaria.
    Llegar a ser el vacío es la puerta hacia la verdad. El vacío mismo es el medio, el destino y el logro.
    La vida es aquí y ahora.
    Vive, totalmente despierto.
    No nades, flota.
    Muere a cada instante para que puedas nacer de nuevo a cada instante.
    No busques. Aquello que es, es. Párate y mira.

  2. ¡Creer!. Qué verbo más apasionante. Creer. Creo que soy yo, creo que tú eres tú, creo que un día llegaré, creo que algún día llegarás. Creo en mi guarda celestial, creo que no me mientes, creo que me quieres, creo, creo, creo…
    Sin nuestras creencias, CREO que no somos nadie.
    Un saludo desde mi Isla canaria de Tenerife.

Coméntame aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s